Volver al mundo

Israel-Palestina, o la serpiente que se muerde la cola

“Los sectores más radicales de cada bando, impulsados por el financiamiento de actores internacionales que los usan como peones de sus guerras subsidiarias, predominan en sus correspondientes arenas políticas y establecen una relación simbiótica mediante el enfrentamiento armado, por más que sus aparatos de propaganda afirmen lo contrario.

Hasta que dejen de existir los intereses que llevan a poderosos actores internacionales a financiar a los sectores radicalizados, poco podemos hacer para terminar el conflicto. Pero por lo menos podemos revisar nuestras posiciones, aunque sea tan solo para no ser funcionales a aquellos que impiden la llegada de la paz y el sosiego de estos pueblos castigados.”

Juez y parte

¿Será justicia?

“Según los datos de la Corte Suprema de Justicia de la Nación, de los 252 femicidios que tuvieron lugar en el año 2019, un 15% habían realizado denuncias previas. Lamentablemente, la justicia no estuvo a la altura, y esas 42 mujeres tuvieron el peor final posible.”

Capital cultural

Ceremonia en la tormenta

“Y claro, toda su mundanidad es mítica, la propia comunidad le llama “misa” a esa congregación alrededor suyo. Mientras la civilización burguesa ha caído en el escepticismo, la barbarie ricotera vuelve a valerse de un mito extraordinario: el mito posee la virtud de llenar nuestro yo más profundo.”